Menú principal :
  • Noticias
  • Investigadores
  • Un mundo distinto. El valle de Chicama en el contexto de las primeras comunidades humanas hace 15,000 años
Noticias
Categorías

Seleccionar la categoría que desea ver:

Suscríbete

Para recibir nuevas noticias.



Augusto Bazán Pérez

Fundación Wiese | Complejo Arqueológico El Brujo

Director de Investigaciones

 

El territorio centro-andino, en gran medida el actual Perú, fue poblado por seres humanos que eran idénticos a nosotros. El proceso evolutivo de nuestra especie se desarrolló en otros continentes, no en el nuestro, lo cual quiere decir que al continente americano los primeros pobladores llegaron tal cual somos, biológicamente, hoy en día. Hay mucha controversia de cuándo llegaron los primeros seres humanos y de dónde vinieron, pero hay cierta noción de que el proceso habría arrancado hace uno 36,000 años, y concluido hace unos 15,000.

No se sabe exactamente cuándo llegaron los primeros seres humanos al actual territorio peruano, pero las primeras evidencias de ocupación humana se remontan al Pleistoceno Final, hace 15,000 y 10,000 años antes del presente. El Pleistoceno es una división de la escala temporal geológica que pertenece al período Cuaternario; dentro de este, el Pleistoceno es inmediatamente anterior al Holoceno, periodo en el cual nos encontramos. 

Las evidencias más antiguas de ocupación humana en el Perú se encuentran en la Cueva de Guitarrero (sierra de Ancash), Pikimachay (Ayacucho), Lauricocha (Huánuco), Chivateros (Lima). El valle de Chicama es particularmente rico en cuanto a este tipo de evidencia temprana. Se han registrado dos complejos de fines del Pleistoceno: las primeras evidencias de Huaca Prieta y el complejo Paijanense (Chauchat et al. 2006; Dillehay 2017; Dillehay et al. 2012). Sin embargo, para entender el contexto de los primeros grupos sociales es importante entender cómo era aquel mundo al cual arribaron nuestros antepasados más antiguos.

 

El clima, el agua y el mar

El Pleistoceno final corresponde a un periodo donde las temperaturas a nivel comienzan a subir (tanto las atmosféricas como la temperatura del mar), configurándose el final de la última era del hielo. Hace quince mil años, la orilla del mar se encontraba aproximadamente 30 km al oeste de la actual orilla, y a 100 metros aprox. por debajo de la misma. Conforme el clima se calentaba y el deshielo se producía, el nivel del mar aumentaba a través de los ríos y lluvias mucho más constantes que las que ocurren hoy en día, haciendo que 5000 años después, hace 10,000 años aproximadamente, la nueva orilla se encuentre a 10 km de la actual y a 40 metros aproximadamente por debajo del nivel actual del mar (Briceño 2010; Dillehay et al. 2012).

mapaFigura 1. Las antiguas orillas del mar. Hace 15,000 años la orilla del continente se encontraba donde marca la línea discontinua azul, y hace 10,000, donde pasa la línea roja oscura. Tomado de (Dillehay et al. 2017: Fig. 1).

El antiguo litoral

Si el mar se encontraba más retirado, entonces los primeros seres humanos contaban con una costa mucho más amplia que la estrecha franja que tenemos hoy a disposición. El antiguo litoral era, entonces, no sólo más grande, sino que contenía un sinnúmero de humedales, pantanos, y lagunas, alimentadas por el desborde de los ríos, por las lluvias o por las tormentas marinas que arrojaban agua de mar tierra adentro. Esta gran franja costera llena de fuentes de agua estaba orlada por algarrobos y cactáceas, que pueden sobrevivir en ecosistemas salinos como el mencionado y cuyos frutos eran comestibles. Se trataba entonces de un entorno con mucha hierba, llena de árboles a lo largo de largas secuencias de fuentes de agua, dulces y entre dulces y salinas (salobres). Este hábitat procuraba una gran cantidad de alimento proveniente de las aguas dulces, saladas y mixtas que los tempranos habitantes consumieron oportunamente (Dillehay et al. 2017; Netherly y Dillehay 2017). 

 

El valle adentro

El interior del valle, lejos del mar, la vegetación probablemente era más espesa y variada. Era un campo relativamente abierto, un bosque seco basado en algarrobos (Prosopis sp.) y especies asociadas, que habría sido un hábitat adecuado para venado de cola blanca (Odocoileus virginianus), mirlos (Dives warszewiczi), entre otras especies (Dillehay et al. 2017). La variación del nivel marino ocasionó que en el actual bosque seco haya más lluvias que ahora, presentando más humedad.  Prueba de esta situación es la fuerte presencia del caracol terrestre (Scutalus sp.) en zonas actualmente desérticas, especies que necesitan de humedad para poder vivir (Briceño 2010).

hombre prehistoriaUna idea de cómo se habrían visto los valles antes de la aparición de la agricultura. https://historiadelperu.info/wp-content/uploads/2019/07/primeros-pobladores-del-peru-1.jpg

La paleofauna

Antes del holoceno, existieron grandes animales tales como mastodontes, y antiguas especies de camélidos, caballos, perezosos, entre otros (Chauchat et al. 1998). Todos estos animales eran mucho más grandes que sus actuales versiones. Hay mucha discusión acerca de la coexistencia de esta fauna antigua y la de los primeros grupos humanos. Aunque es difícil determinar la interacción entre ambos grupos en el territorio peruano, los recientes fechados para los primeros grupos humanos de Huaca Prieta, de 14,000 años de antigüedad (Dillehay 2017; Dillehay, Bonavia, S. Goodbred, et al. 2012), se encuentran dentro del margen de la extinción de esta paleofauna, ocurrido entre los 26,000 y 15,000 años antes del presente. Evidencias provenientes de La Cumbre, en el valle de Moche (Ossa y Moseley, Michael 1971), y de Pikimimachay, en Ayacucho (aunque muy discutidos), van en dicho sentido (Yataco 2011).

La paleofaunaCaza de animales propios de fines del Pleistoceno. https://historiadelperu.info/wp-content/uploads/2019/07/hombre-Pacaicasa.jpg

 

Palabras Finales

Antes de entender quiénes fueron los primeros grupos humanos y su cultura, es necesario entender el medio que encontraron al llegar y al cual tuvieron que adaptarse. El resumen presentado es un panorama muy general del contexto geográfico y ambiental que nuestros antepasados más lejanos en territorio nacional tuvieron que afrontar, a partir del cual desarrollaron estrategias de subsistencia adecuados y autónomos, sin influencia del viejo mundo, para poder desarrollar sistemas sociopolíticos exitosos que veremos en otro momento.

Referencias Citadas

Briceño, Jesús. 2010. «Las Tradiciones Líticas del Pleistoceno Tardío en la Quebrada Santa María, Costa Norte del Perú. Una Contribucion al Conocimiento de las Puntas de Proyectil Paleoindias Cola de Pescado». Tesis Doctoral, Freien Universität Berlin.

Chauchat, Claude, César Gálvez, Jesús Briceño, y Santiago Uceda. 1998. Sitios Arqueológicos de la Zona de Cupisnique y la Margen Derecha del Valle de Chicama. Lima: Instituto Nacional de Cultura La Libertad - Instituto Francés de Estudios Andinos.

Chauchat, Claude, Elizabeth Wing, Jean-Paul Lacombe, Pierre-Yves Demars, Santiago Uceda, y Carlos Deza. 2006. Prehistoria de la costa norte del Perú: el Paijanense de Cupisnique. Lima: Instituto Francés de Estudios Andinos - Patronado Huacas del Valle de Moche.

Dillehay, Tom, ed. 2017. Where the Land Meets the Sea. Fourteen Millennia of Human History at Huaca Prieta, Peru. Texas University Press.

Dillehay, Tom, Duccio Bonavia, Steve L. Goodbred, Mario Pino, Victor Vásquez, y Teresa Rosales Tham. 2012. «A late Pleistocene human presence at Huaca Prieta, Peru, and early Pacific Coastal adaptations». Quaternary Research 77(3):418-23. doi: 10.1016/j.yqres.2012.02.003.

Dillehay, Tom, Duccio Bonavia, Steven Goodbred, Mario Pino, Victor Vasquez, Teresa Rosales Tham, William Conklin, Jeff Splitstoser, Dolores Piperno, José Iriarte, Alexander Grobman, Gerson Levi-Lazzaris, Daniel Moreira, Marilaura Lopéz, Tiffiny Tung, Anne Titelbaum, John Verano, James Adovasio, Linda Scott Cummings, Phillipe Bearéz, Elise Dufour, Olivier Tombret, Michael Ramirez, Rachel Beavins, Larisa Desantis, Isabel Rey, Philip Mink, Greg Maggard, y Teresa Franco. 2012. «Chronology, mound-building and environment at Huaca Prieta, Coastal Peru, from 13 700 to 4000 years ago». Antiquity 86(331):48-70. doi: 10.1017/S0003598X00062451.

Dillehay, Tom, Steve Goodbred, Mario Pino, Víctor F. Vásquez Sánchez, Teresa Rosales Tham, James Adovasio, Michael B. Collins, Patricia J. Netherly, Christine A. Hastorf, Katherine L. Chiou, Dolores Piperno, Isabel Rey, y Nancy Velchoff. 2017. «Simple technologies and diverse food strategies of the Late Pleistocene and Early Holocene at Huaca Prieta, Coastal Peru». Science Advances 3(5). doi: 10.1126/sciadv.1602778.

Netherly, Patricia J., y Tom Dillehay. 2017. «The Environmental Setting, past and present». Pp. 39-48 en Where Land meets the Sea. Fourteen millenia of human history at Huaca Prieta, Peru, editado por T. Dillehay. Austin: Texas University Press.

Ossa, Paul P., y Moseley, Michael. 1971. «La Cumbre. A preliminary report on research into the early lithic occupation of the Moche Valle, Peru». Ñawpa Pacha 9:1-16.

Yataco, Juan. 2011. «Revisión de las evidencias de Pikimachay, Ayacucho, ocupación del Pleistoceno Final en los Andes Centrales». Boletín de Arqueología PUCP 15:247-74.

 

Investigadores , noticias destacadas

Compartir página

Usamos cookies para ofrecer una mejor experiencia y rendimiento del sitio. Al utilizar este sitio web, acepta el uso de cookies. Para más información lea nuestras políticas de cookies.