El pasado 14 de febrero del 2018, un grupo de científicos liderados por los Doctores Giovanni Gigante, Roberto Cesáreo de la Universidad La Sapienza (Italia) y Ángel Bustamante de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú) visitaron El Brujo para realizar estudios de arqueometria (*) sobre el ajuar funerario de la Señora de Cao.

Entrevistamos al Doctor Roberto donde nos cuenta sobre los inicios de su relación con el Perú y la cultura Moche, y sobre los avances realizados en sus investigaciones.

1. Usted viene desde hace varios años (2007) a investigar en el Perú, ¿cómo nace su interés en nuestra cultura?

Hace unos diez años un amigo regresó de Perú, nos contó que visitó un hermoso museo en Lambayeque y nos mostró las imágenes de artefactos del Museo de Sicán. En el mismo período (2006) yo desarrollaba un sistema portátil para análisis no destructivos con rayos X, analizaba objetos de oro Etruscos, mientras me tomaba un año sabático. Por coincidencia, el doctor Bustamante, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de Lima, estaba en Roma buscando ayuda técnica en arqueometría. Así surgió la oportunidad de venir al Perú para analizar objetos de oro.

2. ¿Qué es la arqueometría? 

La arqueometría y precisamente, la arqueometalurgia, significa el estudio de la metalurgia antigua.

3. ¿Cuáles han sido los objetivos planteados en sus investigaciones? ¿Qué avances va obteniendo? ¿Nos puede detallar cuáles son los hallazgos más destacados en sus investigaciones en el Perú?

 La primera idea fue llevar mi equipo XRF portátil a Perú para analizar artefactos de oro y plata. Primero fuimos a Lambayeque con el doctor Bustamante y analizamos alrededor de 50 piezas de las tumbas de Sipán; todos quedamos muy impresionados por los hermosos artefactos. Cuando volví a Italia, traté de encontrar un programa de cooperación Italia-Perú, me puse en contacto con el doctor Ingo de los Laboratorios de Montelibretti (Roma) que trabaja en el campo de la arqueometría, y recibió un apoyo financiero de un programa de cooperación entre el CNR (Consiglio Nazionale delle Ricerche, Italia) y el CONCYTEC de Perú.

En el marco de este programa, se pagaron los gastos de viaje y locales para que los investigadores italianos visiten Perú y los investigadores peruanos visiten Italia.

Entonces, nuestras perspectivas cambiaron, en el sentido de que primero probamos la conexión de una evolución temporal (Chavín – Cupisnique – Vicus – Moche – etc.) con la composición de los artefactos, dándonos cuenta de que eso habría sido un desafío difícil, y luego concentrándonos en la cultura Moche, que seguramente fue la más rica en la evolución metalúrgica. Mientras tanto, el doctor Bustamante estaba comprando los componentes para ensamblar su equipo dedicado de XRF. Esta última decisión fue fuertemente promovida por nuestra primera visita al Museo Cao, donde encontramos no solo bellos artefactos, sino también un gran interés y cooperación.

4. ¿Cómo impacta su investigación en la comunidad científica y en el público que se interesa por la cultura?

El impacto de estos estudios en la comunidad científica ha sido hasta ahora modesto. Se necesita tiempo para comprender cuán importante fue el nivel metalúrgico de los Moche y de otras civilizaciones del norte peruano.

5. Sobre el Complejo Arqueológico El Brujo, ¿qué experiencia podría compartir sobre sus estudios?

En mi opinión, la cooperación con el equipo de El Brujo es un ejemplo de buena contribución. El interés y el apoyo de los arqueólogos Regulo Franco y Arabel Fernández, son motivo de enorme gratitud para mí.

(*) Arqueometría es el conjunto de técnicas físicas y químicas, que conducen al estudio sistemático de objetos y materiales, entre ellos los objetos o materiales metálicos.