Compartir

Desde este mes contamos en la Tienda Virtual del Complejo Arqueológico El Brujo un nuevo novedoso producto artesanal de lujo: Bolígrafos Museo Cao. Lapiceros hechos en madera por el artesano alemán Rüdiger Schulz, amante del Perú.

Conozcamos más sobre este artesano, creador de estas hermosas piezas de madera.

Madera, arte y fascinación por el Perú

Rüdiger Schulz es un ciudadano alemán que radica en España. Su vínculo con el Perú se forja en los 90’s, entonces trabajó como tecnólogo de alimentos asesorando empresas locales.

Antes de llegar al Perú había tenido la oportunidad de asistir a  exposiciones de las culturas Inca, Paracas y Moche, en el Museo de las Américas; lo que  generó en él un interés por nuestra  cultura y sobre todo por el “estado de conservación” de las diversas piezas de arte y telares.  Rüdiger (Rodrigo como nos escribe en español), descubrió a la Señora de Cao a través de publicaciones y se interesó especialmente por los objetos de madera asociados a este hallazgo, como el algarrobo y el lúcumo.

Bolígrafos de madera, una pequeña obra de arte convertida en un  regalo especial

Rüdiger dedica sus horas libres a la artesanía en madera, sobre todo al torneado de bolígrafos. Para este trabajo utiliza básicamente madera de viejo olivo español, la usa sola o combinada con maderas americanas como la Caoba del Amazonas, el Algarrobo del norte, el Palisandro y el Ébano. Actualmente, sus bolígrafos vienen siendo exhibidos en ferias artesanales de Berlín y Madrid.

Bolígrafos del Museo Cao

Los Bolígrafos del Museo Cao ya están a la venta en la tienda del Museo Cao y en la Tienda Virtual de El Brujo, convirtiéndose en una estupenda opción de regalo navideño de lujo para personas que aprecian el trabajo delicado y único de la artesanía.

Inspirado en fotografías de excavaciones en el Complejo Arqueológico El Brujo, la madera de algarrobo, que servía para proteger las tumbas durante siglos, es comparable a la del Roble, “Mooreiche”, que se encuentra en Alemania (país de origen de Rüdiger), la que también se conserva durante siglos, gracias a la ausencia de oxígeno, pues suele estar sumergida en humedales, pantanos o tierra fangosa.

Con esta inspiración, Rüdiger Schulz preparó una colección de bolígrafos, fabricados artesanalmente con pedazos de tronco de olivo y plantas tropicales de la amazonia. El resultado es un lujoso trabajo artístico y artesanal que se convierte en el “Lapicero Museo Cao”.