/ Explora el complejo / Museo CAO

Sala Uno:

Todas las Aguas

Esta sala presenta la relación entre el Complejo Arqueológico El Brujo y el medio ambiente en el que se sitúa, explorándose los límites entre el espacio natural y el construido. La información brindada en esta sala te mostrará los puntos de encuentro entre la percepción nativa de la naturaleza y la formación y características de los relatos míticos.

Sala Dos:

14000 Años de Historia

En esta sala el enfoque recae sobre los procesos de cambio y continuidad manifiestos tanto en la técnica cerámica como en el tratamiento de otros materiales. Los objetos están organizados dentro de un marco cronológico de 14000 años, periodo que corresponde a la historia de la ocupación cultural en el Brujo.

Sala Tres:

Arquitectura del Cosmos

Esta sala presenta el espacio sagrado tal como fue construido y percibido por los habitantes moche. El enfoque corresponde a la estructura ceremonial más importante de el Brujo, la Huaca Cao Viejo, y con ello a los comportamientos rituales (i.e. entierro del templo y ofrendas) a través de los cuales el espacio adquirió un valor sagrado. En esta sala encontrarás objetos que han sido ofrendados al edificio y una infografía que muestra las distintas fases constructivas del centro ceremonial, presentando complejos procesos técnicos y simbólicos detrás de la construcción de las pirámides truncas de los moche.

Sala Cuatro:

La Sangre de las montañas

Destacando frente a otras etnias en el área cultural andina, los moche celebraron abierta y públicamente el ceremonial de la sangre.

Las etapas que componían la secuencia ritual del sacrificio humano, presentadas también en esta sala, fueron cuidadosamente descritas y narradas por los artistas moche, quienes a través del poder de sus imágenes instruyeron y revelaron a las masas el código sagrado de una disciplina guerrera. Si bien no conocemos del todo cuál fue el significado ni la naturaleza del encuentro armado entre los moche, sabemos que el objetivo de estos grandes encuentros superaba un ambición política de carácter expansivo y militar.

Densa substancia sagrada, la sangre constituía el eje y componente principal de la ideología política y religiosa de los moche. En el imaginario ritual, la sangre del guerrero capturado bajaba por las cumbres de las montañas como un río turbio y caudaloso, y cargada por la potencia y vigorosidad del guerrero, animaba los ríos y fertilizaba las pampas.

Las batallas rituales y la consecuente ceremonia del sacrificio se difundió y practicó en todos los valles y centros de poder moche, demostrando que la sangre, antes que un símbolo del conflicto, fue el símbolo paradigmático de la integración entre los hombres y sus dioses.

Sala Cinco:

Rituales de la muerte

En esta sala se presentan las expresiones asociadas a las prácticas funerarias de los moche. Se exhibe el contexto funerario de las dos tumbas principales de la Huaca Cao Viejo y se enfatiza la relación entre las técnicas funerarias y los conceptos moche sobre el “Más Allá”.
Debido a que la experiencia ritual es desplegada a través de actos performáticos, imposibles de registrar a través de la labor arqueológica, la museografía enfatiza el carácter dinámico de las ceremonias funerarias incorporando sonidos musicales que son reconstruidos a través del análisis arqueo-musicológico.
En esta sala también se hace referencia a la producción, consumo e intercambio de líquidos sagrados a través de la exhibición de un importante conjunto funerario de ceramios en forma de contenedores, mostrando con ello que las corrientes y flujos formaban parte de un sistema de circulación mítico, en el que metafóricamente participaba la sangre del sacrificado, el agua de los ríos y la chicha de jora. Se muestra que hasta el día de hoy el control ritual de líquidos y flujos está a cargo de las mujeres.

Sala Seis:

El mundo de los Ancestros

Este es el espacio final del recorrido a través del museo y representa la culminación de una trayectoria ritual que se inicia en la sala 4.

De esta forma, los rituales del sacrificio y los rituales funerarios, explorados en las salas 4 y 5 respectivamente, constituyen el antecedente ritual para ingresar y comprender el valor de este último estadío, al que referimos como el “Más Allá”. En esta sala se reafirma así la existencia de una creencia mochica en el “Más Allá”, vinculada a un probable culto a los ancestros, que establece el marco conceptual para presentar a la Señora de Cao como centro y encarnación de dicha ideología.

Con ello, la sala presenta la figura del ancestro pero también el espacio cosmológico al que pertenece- un espacio transitorio; un viaje hacia cierto destino imposible de ser interrumpido por la mirada absorta del visitante.

Sala Siete:

La señora de CAO

Esta sala busca revalorar el rol de aquellas peruanas y peruanos que a lo largo de la historia han contribuido a forjar nuestra identidad nacional, que es por excelencia multicultural y diversa.

El recorrido inicia en un espacio donde las visitantes femeninas pueden vestirse como la Señora de Cao, personificarla junto a sus guerreros, y tomarse fotos de recuerdo.

Siguiendo con la ruta, encontraremos un panel de los rostros de las mujeres de Magdalena de Cao, que representan el poder y enigma de este poderosa que lideró el Valle de Chicama.

Al final de la sala, se encuentra el rostro reconstruido de la Señora de Cao, poderosa lideresa de los moche, que vivió hace 1700 años, aprox. Al frente de ella se encuentra un busto prelimar que invita a los visitantes a tener una experiencia sensorial, donde a través de la manos, descubran los rasgos que tuvo la Señora de Cao.

La Tienda

Lleva a casa un recuerdo de la cultura moche. Ingresa aquí