En marzo de 2019, el equipo de arqueólogos de El Brujo comenzó a ofrecer talleres educativos al público en general que visitaba el Complejo Arqueológico El Brujo. En este espacio se podía compartir, de forma lúdica, con grandes y chicos, los descubrimientos hechos sobre la vida de nuestros antepasados y las colecciones arqueológicas que se encuentran en el sitio arqueológico.

El uso de sellos en textiles

Sin embargo, a raíz de la pandemia que paralizó al país desde marzo del 2020, los talleres presenciales dentro de El Brujo tuvieron que suspenderse. Por ello, a partir de abril 2020 se inició la grabación de una serie de videos educativos con el fin de seguir interactuando con el público, pero esta vez desde su casa. Es así como nacen los Talleres El Brujo, con el objetivo de que los usuarios conozcan más sobre las técnicas usadas por nuestros antepasados.

En el pasado agosto, Abigaíl Paulino, conservadora del sitio arqueológico, estuvo a cargo de presentar el taller de sellos y arte en El Brujo. El taller inició con una presentación sobre la historia de los textiles, los cuales surgieron no solo para proteger el cuerpo sino para trasmitir aspectos culturales como ideología, géneros, diferencias sociales, etc.

taller de sellos

A medida que las sociedades se fueron desarrollando, las técnicas y los diseños fueron más elaboradas, es por eso que luego aparecen técnicas decorativas, como el bordado y el pintado, sobre textiles. Respecto a este último, aquel era aplicado de forma manual o a través del uso de sellos.

Una vez con todos los materiales se inició el proceso de elaboración de sellos. Inicialmente se dibujó la imagen de un ave, según la iconografía moche, en un pedazo de papel. Acto seguido se cortó el papel y se pasó el diseño al Corrospum con ayuda de un lapicero, tras los cual se corta el diseño por los bordes.

Luego del paso anterior, se perfila el Tecnopor, se pinta, y se coloca el diseño en la parte plana inferior (que debe quedar sin pintar), con ayuda de la silicona líquida. Hecho lo anterior se prepara el tinte, para este hay que usar agua caliente y el trozo de papel crepé que al unirse con el agua debe teñirla (por lo que se debe elegir un papel de color intenso). Finalmente, se aplica la tinta en el sello con ayuda de un pincel y se pasa a una hoja de papel de prueba, antes de usarla en el papel final.

¡El taller es entretenido y dinámico! Además de aprender a realizar tus propios sellos podrás conocer un poco más sobre cómo pintaban sus textiles los antiguos moche y podrás ponerlo en práctica en tus propias prendas y/o manualidades.

Mira el video completo aquí: