En esta sala se presentan las expresiones asociadas a las prácticas funerarias de los moche. Se exhibe el contexto funerario de las dos tumbas principales de la Huaca Cao Viejo y se enfatiza la relación entre las técnicas funerarias y los conceptos moche sobre el “Más Allá”.

Debido a que la experiencia ritual es desplegada a través de actos performáticos, imposibles de registrar a través de la labor arqueológica, la museografía enfatiza el carácter dinámico de las ceremonias funerarias incorporando sonidos musicales que son reconstruidos a través del análisis arqueo-musicológico.

En esta sala también se hace referencia a la producción, consumo e intercambio de líquidos sagrados a través de la exhibición de un importante conjunto funerario de ceramios en forma de contenedores, mostrando con ello que las corrientes y flujos formaban parte de un sistema de circulación mítico, en el que metafóricamente participaba la sangre del sacrificado, el agua de los ríos y la chicha de jora. Se muestra que hasta el día de hoy el control ritual de líquidos y flujos está a cargo de las mujeres.