Compartir

El día de ayer, la Antorcha de los Juegos Panamericanos recorrió La Libertad, iniciando la ruta en el Complejo Arqueológico El Brujo, pasando por el Complejo Arqueológico de Chan Chan, y finalizando el recorrido en la Plaza de Armas de Trujillo.

La Fundación Wiese es la institución que, desde hace casi 30 años, tiene a su cargo los trabajos para el desarrollo del Complejo Arqueológico El Brujo, en alianza con el Ministerio de Cultura.

Para la Fundación Wiese, es un honor y un placer muy grande que la Antorcha Panamericana, cuya llama simboliza valores tan importantes como el respeto, la excelencia, la amistad y la igualdad; haya incluido dentro de su recorrido al Complejo Arqueológico el Brujo, porque los valores que ella simboliza están alineados con los que promueve nuestra institución en todas sus acciones, decisiones y proyectos.

La búsqueda de la auto excelencia en la vida profesional y personal que inspira a los deportistas que formarán parte de las competencias deportivas que están a punto de iniciarse, es la misma que inspira al equipo que, día a día trabaja en este fantástico lugar, El Complejo Arqueológico El Brujo, un territorio que relata la historia de la ocupación humana en el Perú desde hace más de 14,000 años, hasta la actualidad; y el hogar de la Señora de Cao.

Esta auto excelencia que no se detiene en diferencias políticas, de género o raciales; una excelencia que más bien abraza estas diferencias para sacar lo mejor de la diversidad en favor de objetivos más importantes de progreso social e intelectual.

Bienvenidos al Complejo Arqueológico El Brujo y que este mes que se inicia a partir del 26 de julio sea memorable para el Perú y para los destacados deportistas que participarán en todas las disciplinas deportivas de los Juegos Panamericanos 2019.