Compartir

En la costa del Perú existe un importante destino turístico, se trata de La Ruta Moche. Los
turistas que la frecuentan se sienten atraídos por las tumbas reales halladas en excavaciones
arqueológicas, entre ellas las del Señor de Sipán, la Señora del Cao y el Señor del Sicán. Pero
hay mucho más que espacios funerarios en este recorrido por el norte costero. Todo ello lo
hace el destino perfecto para el próximo feriado largo por Semana Santa.

 

Un recorrido que comienza en La Libertad

 

Quien quiera seguir la Ruta Moche debe partir de La Libertad. En este departamento se
encontrará con las huacas del Sol y la Luna, ambos edificios piramidales. Las huacas cuentan un
museo propio: Museo Huacas Moche, que tiene tres salas de exhibición.

 

En la ruta, seguirá Chan Chan, una impresionante ciudadela en la que asentó la cultura chimú.
Inicialmente, esta importante ciudad, se extendía sobre el desierto costero y ocupaba un área
de 20 mil kilómetros. Chan Chan resalta por sus altas murallas y por las ciudadelas que la conforman.

 

 

 

 

El Brujo, el hogar de la Señora del Cao

 

Un poco más adelante, la Ruta Moche sorprende con el Complejo Arqueológico El Brujo. Este
lugar está conformado por tres huacas: Huaca Prieta, Huaca Cao Viejo y Huaca Cortada. El
complejo es importante porque en él se encontraron los restos de la “Señora del Cao”,
presunta lideresa mochica. En este conjunto se ubica el Museo Cao, donde se exhiben los
hallazgos de las excavaciones arqueológicas.

 

En el recorrido por El Brujo, se encuentra la llamada Ruta Mística. Está fue diseñada para que
los visitantes puedan hacerse un baño de florecimiento y recargar energía.
Complejo Arqueológico San José de Moro.

 

El camino continúa hacia el Complejo Arqueológicos San José de Moro, una importante ciudad
y necrópolis de la élite mochica. Entre los hallazgos más importantes destaca la tumba de la
sacerdotisa de San José de Moro.

 

 

 

 

Hacia las Tumbas Reales del Señor de Sipán

 

Finalmente se encuentra el Museo Tumbas Reales. Este es un edificio moderno que presenta la
forma de una pirámide trunca inspirada en las construcciones mochicas. Como parte de su
exposición permanente cuenta con joyas halladas en las tumbas del complejo arqueológico
aledaño. En el museo también se pueden apreciar los restos originales del Señor de Sipán.
Como parte del recorrido arqueológico se encuentran Huaca Rajada, Sicán, Túcume y Pómac,
además de los museos Brüning y Sicán.

 

 

 

 

¿Cómo empezar el recorrido?

 

Si se está en Lima, se puede tomar un vuelo hacia Trujillo (también se puede ir en bus). Otra
opción es empezar el tour desde Chiclayo y seguirlo rumbo a las pirámides del Sol y de la Luna
en La Libertad. El camino de Trujillo a Chiclayo puede hacerse en bus y tarda solamente 3
horas.

 

Debido a la gran variedad de atractivos y escenarios que se descubrirán en la ruta Moche, este
es un destino perfecto tanto para viajes familiares, como con amigos. Es la oportunidad
perfecta de pasar una Semana Santa diferente, conociendo un poco más de las riquezas
arqueológicas del país.